Archive for February, 2020

El mundo ha cambiado. El siglo XXI impone a todos los integrantes de la sociedad actualizaciones en paradigmas, perspectivas, acciones y relaciones. Sobre todo, exige un replanteamiento y un nuevo pensar a un elemento imprescindible en las sociedades democráticas: el periodismo. Visto que no es una tarea exacta, ni cuenta con herramientas fijas, los y las profesionales del área están insertos en nuevos espacios que presentan desafíos y oportunidades. Espacios que, principalmente, revelan la exigencia de nuevas aplicaciones de la ética periodística, que aún con incontables cambios sigue viva y se afirma a través de una práctica profesional responsable e involucrada con la verdad.
Con esta perspectiva, el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ por sus siglas en inglés), con la colaboración de la Oficina de la UNESCO en Montevideo y el gobierno de Suecia, lanzan “Ética Periodística en la Era Digital”. La publicación es parte de un proyecto de promoción de la ética periodística que inició con una serie de videos en el sitio Ética Periodística y se consagra con dicha guía para profesionales y estudiantes en América Latina.
A través de una perspectiva positiva frente al contexto cambiante del periodismo en el siglo XXI, los autores Javier Dario Restrepo y Luis Botello reflexionan sobre la importancia de la pluralidad, credibilidad de la información y subraya las oportunidades de hacer un periodismo de mayor calidad.
Luego de la introducción titulada “Hacer periodismo en el siglo XXI”, la publicación está organizada en 11 capítulos:

Capítulo 1 -La postverdad
La amenaza de la postverdad para el periodismo y las salidas posibles para la defensa de la verdad en la información y el final de ecos informativos.

Capítulo 2 - Las noticias al instante
La paradoja de la velocidad frente a la necesidad de consulta a fuentes diversas que ayudan a mirar el hecho desde distintos ángulos, a explicar su contexto y a descubrir sus consecuencias.

Capítulo 3 - La verdad en tiempos de violencia
El dilema de los y las periodistas que trabajan en situaciones de guerra o de conflicto. Para informar en tiempos de guerra el profesional debe ser conocedor de la realidad social, activo siempre en la búsqueda de soluciones pacíficas y dispuesto a defenderlas, capaz de inmunizar a los ciudadanos contra la violencia, promover la paz y la confianza en las instituciones, acompañar a las víctimas y prestar ayuda.

Capítulo 4 - ¿Para qué investigar?
La investigación periodística es un importante servicio público. Consiste en el aporte de la materia prima necesaria para decidir sobre los asuntos que conciernen a todos los ciudadanos.

Capítulo 5 - El periodista y el Otro
¿A quién debe responder el periodista del siglo XXI? El periodismo busca voces, no ecos; contactar con los otros para comunicarse, porque es una profesión de servicio al otro. Por tanto, rechaza el ambiente cerrado de la burbuja digital y pone todo su empeño en conocer y explorar ese continente desconocido que es el otro.

Capítulo 6 - La independencia
Es imprescindible la independencia del periodista en realizar su trabajo y salvar la credibilidad y la dignidad de un periódico y de sus profesionales. En todos los casos, la independencia para el periodista como la vista para un pintor o el pulso para un cirujano.

Capítulo 7 - Entre lo sensacional y lo real
La marcada diferencia entre el sensacionalismo y lo real. Visto que el sensacionalismo desconoce dos valores esenciales del periodista: su compromiso con la verdad y su responsabilidad con la sociedad.

Capítulo 8 - ¿Cualquiera puede ser periodista?
El trabajo periodístico es más exigente que el periodismo ciudadano. Se trata de hacer entender; no basta que los receptores vean y oigan las noticias, además deben entender y así participar y crear.

Capítulo 9 - Una nueva estructura financiera
Distintas propuestas de estructuras financieras que están en marcha en el mundo y que dejan ver que en el inmediato futuro se abandonará el sistema tradicional, con el fin de garantizarles a los receptores de información qué medios y periodistas son libres y, por tanto, tienen credibilidad al informar.

Capítulo 10 - ¿Una nueva ética?
La ética es un asunto de actitudes. Por tanto, más allá de los adelantos tecnológicos y técnicos la ética debe ser mantenida como uno de los principios relacionados con la verdad, con el servicio a la sociedad y con el ejercicio de la justicia y de la libertad. Este capítulo también trata de temas como: la publicidad en internet, los contenidos patrocinados, la frontera opinión-noticia, la propiedad intelectual, la utilización de fuentes, la cuestión entre ¿Informar o divertir? y las nuevas audiencias.

Capítulo 11 – Conclusión
“Se podrá seguir fortaleciendo el valor principal del periodismo: su credibilidad, un valor fundamental ante el nuevo ecosistema mediático del Siglo XXI”.

Los principios básicos del periodismo que figuran a continuación proporcionan una excelente base para todo aquel que aspira a lanzarse a la esfera de la información pública demostrando responsabilidad en la forma de informar. Hay cientos de códigos de conducta, cartas y declaraciones de los medios de comunicación y los grupos de profesionales que contienen los principios, valores y obligaciones del oficio del periodista. La mayoría se enfoca en cinco temas comunes:
1. Verdad y Precisión
Los periodistas no siempre pueden garantizar la «verdad» , pero obtener los hechos con exactitud es un principio cardinal del periodismo. Siempre debemos luchar por la precisión, dar a todos los hechos pertinentes que tenemos y garantizar que han sido verificados. Cuando no podamos corroborar la información que debemos decirlo.

2. Independencia
Los periodistas deben ser las voces independientes, no debemos actuar, formal o informalmente, en nombre de intereses específicos, ya sean políticos, empresariales o culturales. Debemos dejara clara ante nuestros editores – o audiencia – cualquier afiliación política, financiera u otra información personal que pueda constituir un conflicto de intereses.

3. La equidad y la imparcialidad
La mayoría de las historias tienen al menos dos lados . Si bien no hay obligación de presentar todos los puntos de vista en cada pieza periodística, las historias deben ser equilibradas y presentadas con contexto.La objetividad no siempre es posible, y puede no ser siempre deseable (al narrar por ejemplo, actos de extrema brutalidad o crueldad), pero informar imparcialmente genera credibilidad y confianza.

4. Humanidad
Los periodistas no deben dañar a nadie. Lo que publiquemos puede ser ser hiriente, pero debemos ser conscientes del impacto de nuestras palabras e imágenes en las vidas de los demás.

5. Responsabilidad
Una señal segura de profesionalismo y periodismo responsable es la capacidad de asumir nuestra responsabilidad. Cuando cometemos errores, debemos corregirlos y nuestras disculpas deben ser sinceras, no cínicas. Escuchemos las preocupaciones de nuestra audiencia. No podemos cambiar lo que los lectores escriban o digan, pero siempre podemos rectificar cuando hemos sido injustos.

Los miembros de la Red de Periodismo Ético (EJN, por sus siglas en inglés) no creemos que sea necesario añadir nuevas normas para regular a los periodistas y su trabajo, además de las arriba mencionadas. Pero sí apoyamos la creación de un marco jurídico y social, que anime a los periodistas a respetar y seguir los valores de su oficio.

De este modo, los periodistas y los medios de comunicación tradicionales podrán ejercer un liderazgo respecto a la libertad de expresión ética.
Lo que es bueno para el periodismo también es bueno para otras personas que utilizan internet o los medios de comunicación en línea para expresarse públicamente.

by clubprensa
on Feb 4th, 2020

“APOCALIPSIS DE INSECTOS”

Los ecologistas reconocen que las profecías de un “apocalipsis de insectos” que causará su total extinción pueden ser exageradas. Pero, si actuamos ahora, podremos salvar a insectos cuya población decae abruptamente. La biodiversidad de la Tierra está disminuyendo a un ritmo sin precedentes, pero los datos sobre la población de los insectos, que son pequeños, diversos, y abundantes, están incompletos.
En lugar de esperar a que se completen esos datos, 75 expertos piden en la revista Nature Ecology and Evolution que se tomen medidas de manera inmediata.

Los ecologistas también crearon una hoja de ruta para la conservación. Las medidas a corto plazo, como la eliminación gradual de pesticidas o la diversificación de las tierras de cultivo podrían ayudar a los insectos.

Cosechamos lo que sembramos”, dijo Jeff Harvey, del Instituto de Ecología de los Países Bajos, y uno de los autores de la hoja de ruta.
“Es obvio que el declive de los insectos afectará a otras especies de la cadena alimenticia. No podemos seguir ignorando esta situación”, afirmó.
“Apocalipsis de los insectos”. El año pasado, la revista Biological Conservation causó un gran impacto al anunciar el “apocalipsis de los insectos”, ya que el 40% de las especies están en peligro de extinción.

Algunos expertos han sido muy críticos con este informe. “Hay poca información disponible sobre la mayoría de las especies en el mundo. Simplemente es falso afirmar que hay un consenso científico en que los insectos están en declive a nivel mundial”, explicó en un correo electrónico Manu Saunders, ecologista de la Universidad de Nueva Inglaterra. IPBES, un panel de expertos convocados por la ONU, indicó el año pasado en un exhaustivo estudio que el 10% de las especies de insectos se encontraban bajo amenaza.

“Creo que a nivel mundial tenemos un declive de especies”, dice Josef Settele, un ecologista del Centro Helmholtz de Investigación Ambiental de Alemania y copresidente del informe de IPBES. “El 40% podría ser demasiado alto y el 10% es demasiado bajo, pero este es el rango”, señaló.

A pesar de las diferencias de opiniones, los científicos coinciden en tres puntos: la importancia de los insectos para las personas, la creciente amenaza que sufren y la falta de acción para preservarlos.

Los insectos desempeñan un papel vital en el ecosistema y los seres humanos dependen especialmente de ellos para su alimentación.
El informe de IPBES estimó que más de 577 mil millones de dólares de producción anual de cultivos están en riego por la falta de polinizadores.

Pérdidas globales

En Australia, donde Saunders trabaja, los grandes incendios han matado a millones de animales. Un estudio preliminar del gobierno estima que se ha quemado más de la mitad del hábitat de 114 especies amenazadas. Entre ellos se encuentra el Banksia montana mealybug, un insecto que solo puede vivir en un tipo de arbusto que es vulnerable a las enfermedades, el fuego y el cambio climático.

Además, es una de las cuatro especies de insectos en una lista de 327 criaturas vulnerables que han perdido su hábitat. “El principal problema es que tenemos muy pocos datos sobre los insectos que se encontraban allí antes de que se produjeran los incendios, por lo que no tenemos forma de saber cuántos se han visto afectados y en qué lugares”, dijo Saunders. La perspectiva de incendios más intensos y frecuentes en Australia tendrá un gran impacto en los insectos.

Presión agrícola

En Alemania, donde la pérdida de insectos está mejor documentada, la velocidad y la escala del declive ha conmocionado a los científicos.
Un estudio publicado en la revista Plos One, en 2017, encontró una disminución del 76% de los insectos voladores en las reservas naturales durante las últimas tres décadas.

La pérdida de población no se limitó a criaturas como las abejas y las mariposas, sino a insectos voladores en general. Los resultados se documentaron en áreas protegidas. Los investigadores sugirieron que la agricultura y los pesticidas habían agravado el declive, señalando que casi todas las reservas están rodeadas por cultivos.

En septiembre del año pasado, el gobierno alemán anunció un plan de acción de 100 millones de euros al año para la protección los hábitats, la eliminación gradual del glifosato y la reducción de la contaminación. Una cuarta parte de la financiación se destinará a investigación. Los científicos que escribieron la hoja de ruta sostienen que Alemania es un modelo a seguir. Pero la protección de los insectos sin una reforma agrícola ha dejado una gran incertidumbre.

“Alemania es fuerte en la protección de insectos, pero no aborda el papel de la agricultura”, dijo Christine Chemnitz, experta en política agrícola de la Fundación Heinrich-Böll y líder del proyecto del atlas de los insectos. “Apoyamos totalmente (el programa de protección), pero lo vemos críticamente, porque la política agrícola también debe cambiar de manera urgente”.