Archive for November, 2017

Claramente para lograr confianza y armar lazos con tus colegas, necesitas abrirte con ellos. Pero existe una fina línea entre dar la información suficiente o exponerte de más. Si sueles decir cosas poco apropiadas o simplemente quieres lograr una buena comunicación con tus colegas en un ambiente laboral nuevo, te recomendamos que veas los siguientes temas que no debieses tocar en la oficina:

1. Tu actividad en Facebook
Tus colegas y empleador no debiesen estar en tu lista de amigos de Facebook. Si lo están, verán todo lo que posteas y esto te puede traer problemas en el trabajo. Si requieres tenerlos en Facebook, entonces puedes tener cuentas aparte, o restringir el acceso a tus publicaciones.

2. Opiniones negativas de otros
Nunca estarás en un lugar donde estés 100% cómodo con todas las personas que trabajen ahí, pero nunca deberías decirle a alguien que piensas que otro es incompetente o incapaz. Esto no hará que se vea mal la persona que estés desprestigiando, sino que tú serás juzgado por ser una persona negativa.

3. Lo que piensas sobre religión o política
Estos son dos tópicos que nunca debiesen ser discutidos con tus colegas y compañeros de trabajo. Son temas demasiado sensibles para ser conversados de manera liviana.

4. Tus hábitos de fiesta
Puede que te guste tomar un par de tragos los fines de semana. Esa es tu decisión, pero las personas en el lugar de trabajo no necesitan saberlo. Si llegas al trabajo cada lunes comentando lo borracho que estabas el fin de semana, pronto te verán como una persona buena para las fiestas y no te tomarán en serio.

5. Tus ingresos
Pese a que puedes contarle de esto a tus familiares –en caso de que te lo pregunten- no es algo que debieses estar discutiendo con tus colegas. Esto sólo sirve para aumentar la competencia y hacer del ambiente laboral más tenso y lleno de resentimiento.

6. Tu intimidad
Este es otro tópico que está fuera de los límites de las conversaciones de trabajo. Nadie quiere saber qué haces dentro de tu habitación, ni con quién. Algunas personas se sienten legítimamente ofendidas por este tipo de temas, entonces mejor evita momentos incómodos y simplemente déjalo para la privacidad.

7. Los sentimientos negativos sobre las cosas que haces
Es completamente innecesario que les cuentes a tus colegas si odias tu trabajo. A las personas no les gusta escuchar cómo otros se quejan. Simplemente te hará ver como alguien egoísta y no como alguien que trabaja en equipo. Tu jefe seguramente sabrá de tu comportamiento y finalmente te reemplazará por alguien que sí quiera ese trabajo.

8. Chistes sucios u ofensivos
En tu círculo cercano seguramente las bromas subidas un poco de tono causan gracia, sin embargo, esto se da debido a la confianza que tienes con tus amigos y familiares. A lo mejor algunos de tus colegas lo encontrarán gracioso, pero es fácil encontrar gente que se sienta ofendida por ese tipo de humor. Es mejor que guardes esas bromas para tus amigos.