-Para CEO de Google la AI es el invento más profundo que ha tenido la humanidad incluso en seguridad

En una entrevista en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza (2020), el director ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, dijo que “la Inteligencia Artificial es una de las cosas más profundas en las que estamos trabajando como humanidad. Es más profundo que el fuego o la electricidad”.
La Inteligencia artificial es el campo de la ciencia que se centra en la creación de programas y mecanismos que se comportan de forma inteligente. Es decir, la AI crea programas y maquinas capaces de pensar y comportarse como los seres humanos.

Estas pueden ir desde robots que fabrican autos, hacen compañía y realizan las labores el hogar, hasta una voz que lo saluda, le informa el clima, la hora o las noticias y está pendiente de su ubicación y de la comida que tiene en el refrigerador.

Sin embargo, la AI ha sido altamente cuestionada por los problemas de seguridad que representa. Para dar un ejemplo, en 2019 salieron varios casos de deepfake — montajes realizados por medio de algoritmos que permiten alterar videos y fotos de una persona y manipular la información de estas — que pusieron en riesgo la reputación de políticos, actores e influencers con representaciones falsa que en algunos pasos llegaban a videos sexuales.

Según Pichai, “La IA no es diferente del clima, no se puede obtener seguridad al tener un país o un grupo de países trabajando en él. Necesitas un marco global”.

Europa y Estados Unidos ya comenzaron a construir ese marco global regulando la fabricación y uso de tecnología y se espera que se lleguen a acuerdos internacionales similares al acuerdo climático de Paris — Convenio que establece medidas para la reducción de CO2 — que permitan mejorar la seguridad tecnológica.

Además, Alphabet ha desarrollado un conjunto de principios de Inteligencia artificial que prohíben trabajar con armas. Sin embargo, no descarta vender a los militares. De igual forma se ha comprometido a no renovar su contrato del Proyecto Maven, que implica el uso de inteligencia artificial para analizar imágenes de drones.

Sundar Pichai dijo que la compañía se estaba enfocando en hacer más con menos datos, es decir respetar más la privacidad de las personas sin dejar de lado sus proyectos de innovación tecnológica.

by clubprensa
on Jan 22nd, 2020

Oriana Fallaci, la periodista implacable.

Oriana Fallaci: “Las preguntas son brutales porque la búsqueda de la verdad es una especie de cirugía y las cirugías duelen”.

Era menuda y obstinada, corrosiva y sagaz, brillante y polémica, desmesurada. Era italiana y, durante muchos años, la entrevistadora más temida por los “poderosos de la Tierra”. Así denominaba Oriana Fallaci (Florencia, 1929-2006) a los dirigentes políticos del mundo. Todos ellos encantados de haberse conocido, la mayoría bien nutridos por la prepotencia esa inherente al poder, recibían a la Fallaci con aire condescendiente, convencidos de su capacidad para doblegar el lenguaje demoledor de aquella periodista curtida como partisana antifascista en la II Guerra Mundial, como corresponsal de guerra en Vietnam y Oriente Medio, como testigo y víctima (herida por una ráfaga de metralleta) de la matanza de Tlatelolco… Pese a los egos desmesurados de los mandamases, ninguno salió indemne de su metralla verbal.

Las preguntas son brutales porque la búsqueda de la verdad es una especie de cirugía y las cirugías duelen. Así, los acribillaba y los dejaba KO.
Oriana Fallaci nació y creció en el seno de una familia humilde, en la Italia fascista de Mussolini. Su padre fue encarcelado y torturado por participar en la resistencia contra la ocupación nazi. Ella, que siempre quiso ser escritora, consiguió su primer trabajo en un periódico florentino mientras se formaba como periodista en la universidad. Del Mattino dell’Italia centrale fue despedida por negarse a escribir un artículo a favor de Palmiro Togliatti, secretario general del Partido Comunista italiano. Entonces se trasladó a Milán. Poco después a Nueva York, donde despegó realmente su carrera periodística. Pero fue en 1967, durante su primera misión como corresponsal de guerra, cuando despertó el auténtico volcán, la dialéctica incendiaria que le llevó a la cima de la escritura, las críticas y la polémica. No obstante, las entrevistas fueron siempre su especialidad.

Oriana Fallaci tenía fama de iceberg. Sin embargo, cuenta Cristina de Stefano en La corresponsal —la única biografía autorizada— que la turbulenta periodista se convertía en “una mujer dulcísima y frágil cuando se enamoraba.” Así la conocí. Fascinada por el temperamento, la vida, la fortaleza de Alekos Panagoulis. El hombre. Un hombre. Y así es cómo empecé a asimilar que la vida es una cuestión de excesos, que lo políticamente correcto es de cobardes, una doctrina de mierda, perversa, pergeñada para erradicar la iniciativa, la individualidad, las personalidades incómodas. Era muy joven entonces y no me daba cuenta de las dosis de rebeldía ocultas en aquel que libro que me cautivó por la potencia del amor: salvaje, descomunal, extremo, alimentado exclusivamente por emociones primarias. Una burrada, vaya. Lo único que me interesaba a los 17 años. Eso creía.

A Panagoulis, activista líder de la oposición griega a la Dictadura de los Coroneles, lo conoció en 1973. Lo entrevistó justo el día que él salió de la cárcel. Así se presentó en Atenas: con toda la artillería cargada, el bolígrafo afilado y la grabadora dispuesta a registrar el más mínimo desliz. Pero fue el griego quien le pego el tiro certero, en el centro de su corazón mediterráneo que estalló como las minas que tantas veces había esquivado. La relación de aquellas dos almas sin molde fue tan turbulenta como cabía esperar y duró hasta que él murió en un extraño accidente de coche, en mayo del 76.

Para entonces Oriana Fallaci ya había lanzado sus primeras críticas contra el islam. En 1961 realizaba un reportaje sobre la condición de la mujer en Oriente titulado El sexo inútil. Viaje en torno a la mujer. Una descarga de dardos envenenados que perfeccionó en Inshallah (1990), con vaticinios como “la próxima guerra estallará entre los que comen carne de cerdo y los que no la comen”. Se despachó a gusto, pero no lo bastante. Aún se reservaba un repertorio de acusaciones contra una religión de fanáticos e intolerantes, que plasmó en dos libros y varios artículos periodísticos casi al final de sus días.

Cuestionó el mundo, amó con desmesura, se construyó una imagen gélida y distante, un lenguaje inflexible y déspota. Su pluma bramó contra las guerras, el oportunismo político, la necedad de los dirigentes del mundo. Rasgó a zarpazo limpio los chadores de la progresía europea y “el cuento del islam moderado”. No le perturbaban las consecuencias de lo que decía o escribía porque pensaba en picado. Porque lo quería todo. Hasta que se hartó. Entonces se encerró en su particular torre de cristal neoyorquina desde donde miraba el mundo sin interferencias ni interrupciones indeseadas.

Hasta que aquel nefasto 11 de septiembre de 2001 le obligó a abrir la ventana de su aislamiento y romper su silencio. Y lo hizo, pese al cáncer que la debilitaba día a día, con la misma elocuencia furiosa que le había llevado a la cima de la controversia y el rechazo generalizado. La rabia y el orgullo es un ataque en llamas contra la cultura islámica, “una amenaza para la supervivencia de Europa”, afirma, y «la comedia de la tolerancia, la mentira de la integración y la farsa del multiculturalismo«. De ahí a los tribunales, acusada de racismo y xenofobia, fue el todo en uno a término.
Pero ella no había nacido para arrodillarse ante nadie. Fustigó hasta el límite de sus fuerzas todo lo que consideraba que debía fustigar. Como defendió con el lenguaje ciclónico que rugen los demonios lo que consideraba que debía defender.

by clubprensa
on Jan 22nd, 2020


Descubre nuevas realidades a través de las crónicas, reportajes e historias publicadas en estos libros periodísticos. Los libros que se clasifican bajo la categoría de periodísticos no son solo de interés para los profesionales de esta industria, sino que en ellos se esconden crónicas, reportajes o historias capaces de ofrecer a cualquier lector una nueva perspectiva sobre diversas situaciones y presentarles realidades completamente desconocidas.

Muchos de estos libros son inspirados en experiencias e historias reales, motivo por el cual son una perfecta herramienta para conocer personajes memorables y grandes enseñanzas de vida.

Para que por ti mismo compruebes lo fascinante que puede resultar la lectura de muchas de estas obras periodísticas, te traemos un listado, recopilado por el blog La Columna Quinta, con algunas de las obras destacadas del género, que vale la pena leer.

1. “Operación masacre”, de Rodolfo Walsh.

Es la primera obra de no ficción del autor y basa su relato en entrevistas de sobrevivientes y autoridades del conocido hecho histórico denominado “Fusilamientos de José León Suárez” en Argentina.

2. “A sangre fría”, de Truman Capote

Una de las obras del género periodístico más emblemáticas, que dio nacimiento al llamado “Nuevo periodismo”. Se basa en la historia real de un brutal asesinato de una familia de Kansas y la investigación sobre el móvil de los asesinos.

3. “Los suicidas del fin del mundo: crónica de un pueblo patagónico”, de Leila Guerriero
En la década de los noventa una oleada de suicidios sacudió a la localidad de Las Heras, en Patagonia. La Periodista Guerriero investigó sobre el tema y desarrolló un relato tan crudo como conmovedor.

4. “La guerra moderna”, de Martín Caparrós

Con una mirada moderna y honesta, Caparrós narra la miserias de la guerra a lo largo del mundo, sus efectos a nivel cultural y social. Una obra imperdible para quienes quieren conocer más sobre conflictos globales.

5. “Larga distancia”, de Martín Caparrós

Es una crónica clásica que invita a reflexionar sobre las relaciones entre periodismo y literatura. En esta obra, Caparrós narra con su estilo único diferentes viajes y experiencias.

6. “Al pie de un volcán te escribo”, de Alma Guillermoprieto
Es una serie de de crónicas que la periodista mexicana Guillermoprieto escribió durante su estancia en distintas ciudades latinoamericanas, donde conoció diferentes vidas, historias y culturas.

7. “Dios es redondo” , de Juan Villoro

Esta obra del escritor mexicano Villoro es ideal para fanáticos del fútbol y ateos, que buscan un relato ameno, analítico y verídico sobre la vida en la cancha y sus personajes.

8. “Lo mejor del periodismo de América Latina” , de FNPI Fondo de Cultura Económica

Esta obra reúne veintiséis trabajos nominados y ganadores del Premio Nuevo Periodismo CEMEX+FNPI entre 2005 y 2007, destacados por su calidad e investigación.

9. “Retratos y encuentros” , de Gay Talese

Con su pluma maestra, Talese ha convertido entrevistas y reportajes en historias únicas, confirmando una vez más que entre periodismo y literatura la línea es muy delgada.

10. “Un día más con vida” de Ryszard Kapuscinski

Escrita en 1976, esta obra es una crónica de la guerra y sus consecuencias en Angola, donde más de un millón de vidas han pagado el precio del petróleo y los diamantes.

11.”Diez días que conmovieron al mundo”, de John Reed

Con un estilo propiamente periodístico, esta obra narra los acontecimientos de la Revolución soviética de Octubre desde diferentes miradas y personajes.

12. “Crónicas Filosas”, de la revista Rolling Stone

Esta obra es una recopilación de los mejores relatos sociales publicados en diez años de la revista Rolling Stone y abarca temas como la identidad sexual, el empleo, el aborto y las drogas.

13. “Textos costeños: obra periodística”, de Gabriel García Márquez

Este libro forma parte del primer volumen de la obra periodística de García Márquez y está compuesto por diversos artículos del autor escritos en su juventud.

14. “El dictador, los demonios y otras crónicas”, de Jon Lee Anderson

Compuesta por una serie de reportajes protagonizados por personajes y paisajes políticos de España y Latinoamérica, este es un libro de lectura obligada para periodistas y para todo aquel que quiera conocer más sobre historia y política.

15. “Casada por la fuerza: Una mujer nacida en occidente sometida a la tradición musulmana”, de Leila Guerriero

Lamentablemente, todavía hoy muchas mujeres son forzadas a casarse con hombres mayores en diferentes partes del mundo. Esta obra es un relato vivo de esta terrible experiencia.

16. “La pasión según Trelew” , de Tomás Eloy Martínez

Centrada en el fusilamiento de dieciséis guerrilleros detenidos en la base aeronaval Almirante Zar, de Trelew, esta obra periodística narra la masacre y rebelión a través de documentos y relatos únicos.

17. “La hoguera de las vanidades”, de Tom Wolfe

Es la primera novela del periodista y ensayista Tom Wolfe que presenta como una sátira las costumbres de la sociedad de la ciudad de Nueva York en la década de 1980.

18. “Huesos en el desierto”, de Sergio González Rodríguez

Es una crónica sobre una ola de crímenes brutales sucedidos en la Ciudad Juárez. Con una agudeza única, el autor indaga sobre los crímenes y revela sucesos que parecen salidos de un cuento de terror.

19. “El violento oficio de escribir”, de Rodolfo Walsh

En esta obra se reúnen casi la totalidad de las notas periodísticas publicadas por Walsh, escritor, traductor, periodista y militante argentino, reconocido en todo el continente por su trabajo.

20. “La guerra del fútbol y otros reportajes”, de Ryszard Kapuscinski.

Es un libro testimonial que mezcla historia, periodismo y mucha realidad, donde se narran los levantamientos en el Congo en 1960, el Golpe de Estado en Argelia y el enfrentamiento entre Honduras y El Salvador, entre otros sucesos.

by clubprensa
on Oct 3rd, 2019

¿QUÉ ES COP?

La Convención Marco de Naciones Unidas (CMNUCC) es la respuesta internacional al cambio climático. Es un tratado que establece las obligaciones básicas de las 196 Partes (Estados) más la Unión Europea para combatir el cambio climático. Se firmó en la Cumbre de la Tierra en 1992 y entró en vigor en 1994. Chile adhirió ese año.

La Conferencia de las Partes (COP) es el órgano de decisión supremo de la Convención. Las Partes se reúnen anualmente para revisar el avance en la implementación de la Convención donde se proponen, evalúan y aprueban otros instrumentos que apoyen su instauración.

La primera COP se realizó en Berlín, en 1995. A la fecha se han realizado 24 COPs, la última en Katowice, Polonia, en diciembre 2018.
La Presidencia COP va rotando en las siguientes 5 regiones de Naciones Unidas: África, Asia, Europa central y oriental, Europa Occidental y Latinoamérica y el Caribe. Ahora es el turno de Chile.

¿POR QUÉ CHILE?
Chile es el responsable de apenas el 0,25% de las emisiones globales, sin embargo, nuestro país es muy vulnerable al cambio climático. Cumplimos con 7 de las 9 condiciones de vulnerabilidad definidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo que nos sitúa entre las 10 naciones más afectadas por este fenómeno, según el reporte de Índice Global de Riesgo Climático 2017, presentado por Germanwatch en la COP22.

Chile extiende su indómita belleza geográfica desde el desierto de Atacama, el más árido del mundo, hasta los hielos del extremo sur del continente. Son más de 4.000 kilómetros de longitud donde se despliegan valles y montañas, parques y áreas marinas protegidas, glaciares y reservas para la vida, e incluso, la octava maravilla natural del mundo, El Parque Nacional Torres del Paine.

DESCRIPCIÓN
Superficie total: 756.102km2
Longitud: 4.329 km
Ancho máximo: 445km
Presencia en tres continentes: América, Oceanía y Antártica
Países limítrofes: Argentina, Bolivia y Perú
Población: 18.751.405
Idioma: Español
Zona horaria continental: Estratégica que coincide con los mayores centros financieros e industriales (GMT – 4)

GEOGRAFÍA
El país más largo del planeta está custodiado por la imponente Cordillera de Los Andes al este y por el Océano Pacífico al oeste. A lo largo de su territorio encontramos una gran variedad de paisajes.
El norte del país ofrece desde atractivos naturales como su cielo estrellado con más de 300 noches despejadas al año para estudiar el universo. Además, el desierto de Atacama que no solo encanta con su paisaje lleno de contrastes, sino que cumple con las condiciones óptimas para el desarrollo de la energía solar.

En el centro, la distancia entre la cordillera y el mar es tan corta que en un mismo día se pueden disfrutar de ambas vistas extraordinarias que maravillan a los turistas que vienen de todas partes del mundo.

El sur ofrece termas, volcanes y hasta cruces de lagos y ríos. Sin embargo, los atractivos de Chile no sólo están en el territorio continental, sino también en sus islas. Dos de ellas, albergan patrimonios de la humanidad de la UNESCO (Parque Nacional Rapa Nui y Chiloé). Chile ha demostrado que ser un país con geografía extrema lo ha llevado a desarrollar el ingenio humano hasta tal punto que las dificultades naturales se convirtieron en oportunidades.

CHILE ES TURISMO
Por la espectacularidad de sus paisajes y por la hospitalidad de su gente, la industria turística ha tenido un importante desarrollo en los últimos años, lo que se ve reflejado por el crecimiento en el número de personas que nos visitan y por el aumento de su gasto promedio, en 2017 6,7 millones de turistas visitaron el país.
Los atractivos de Chile han logrado llamar la atención a nivel mundial, con reconocimientos como ser el primer destino de turismo de aventura del mundo en los World Travel Awards 2017.

En 2018, la misma entidad escogió a Chile como el mejor destino de turismo aventura de Sudamérica, dentro de ellos está el montañismo, surf, mountain bike, windusrf, rafting, entre otros. Además, el astroturismo ha incrementado en el norte del país, donde se pueden visitar distintos observatorios, como el European Southern Observatory (ESO) o el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA).

CHILE ES ENERGÍA
Los chilenos han sabido aprovechar las ventajas de su geografía para el desarrollo sustentable. Hoy es unos de los países que va a la vanguardia mundial en materia de energías renovables no convencionales. El 20% de su energía viene de Energía Renovable No Convencional (ERNC), de hecho, en 2018 el informe Climatescope posicionó a Chile en el primer lugar en esta materia a nivel mundial.

La energía solar es utilizada preferentemente en la zona norte del país, en donde existe uno de los niveles de radiación más altos del mundo, específicamente entre la Región de Arica y Parinacota y la de Coquimbo. No obstante, en todo Chile la energía solar es lo suficientemente intensa para poder aprovecharla de forma económica y eficiente. Se suman los fuertes vientos de norte a sur para desarrollar energía eólica, un tremendo potencial de energía marina en nuestras costas, gran capacidad para desarrollar biogás y un recurso geotérmico a lo largo de nuestra cordillera.

CHILE ES SU TIERRA
Los paisajes de contraste y asombro reúnen las condiciones perfectas para el cultivo de la tierra. Chile tiene 23 de los 27 climas que ofrece el planeta Tierra, variedad que destaca en la alta producción de alimentos agrícolas, siendo líder exportador en más de 20 productos a nivel mundial. En este sentido destacamos por nuestros vinos, somos los cuartos exportadores de vino en el mundo y se producen más de 950 millones de litros en el territorio.

El vino chileno no ha parado de ganar terreno en los mercados y paladares del exterior. Llaman la atención por la alta calidad, que se nutren de la combinación de elementos únicos de nuestra geografía y territorio. Chile tiene la gran particularidad de ser una excelente despensa para el mundo, ya que en su territorio se cultivan una gran variedad de alimentos que son altamente apreciados en el exterior como en uvas frescas, arándanos, filete de salmón, entre otras. Muy destacable es el hecho de que a pesar de contar solamente con un 2% de superficie arable, Chile desarrolló una industria alimentaria sostenible que exporta al mundo.

EL ANFITEATRO AL UNIVERSO
Un país que no solo resalta por su tierra, sino que por sus cielos, los más transparentes del mundo, lo cual ha permitido un gran avance en la astronomía mundial, ya que los principales observatorios están en este territorio.
En los próximos años Chile albergará el 70% de la capacidad de observación astronómica mundial convirtiéndose en una ventana para que el mundo descubra las maravillas del universo. Además, destaca el capital científico que tiene el país, siendo cada vez más los astrónomos chilenos que con sus estudios y hallazgos generan impacto a nivel internacional.

CHILE ES CRECIMIENTO E INNOVACIÓN
Chile es un país moderno, donde se dan las condiciones óptimas para la innovación, entre las que destacan sus altos niveles de conectividad, su desarrollo digital y su talento humano. Chile tiene el mejor índice de desarrollo humano en Latinoamérica.
En los últimos dieciséis años, Chile se ha caracterizado por tener un ritmo sostenido de crecimiento, ubicándose como la economía más dinámica de la región. Por eso es el país mejor posicionado de Latinoamérica en competitividad global y el 33º a nivel mundial. Es reconocido como uno de los mejores países a nivel mundial para hacer negocios y el líder en América Latina en la mayoría de los ranking internacionales.

Chile no sólo es un gran lugar para hacer negocios desde la perspectiva de las empresas, también lo es desde el punto de vista de las personas, ya que su capital Santiago se encuentra entre las mejoras ciudades para vivir de Sudamérica, gracias a su calidad de vida.
Chile es número uno en innovación en la región de Sudamérica y el Caribe, entre el año 2015 y 2016 más de 26.000 empresas realizaron algún tipo de innovación. Además, el campo de tecnologías de la información ha aumentado notablemente posicionándonos en el noveno lugar como locación más atractiva para empresas de Global Services. Es el país más conectado de la región. Número uno en conectividad, banda ancha y fibra óptica.
Por otro lado, Chile ha sido y sigue siendo la cuna de expresiones culturales diversas y que han sido merecedoras de importantes reconocimientos en todo el mundo. De hecho, dos chilenos recibieron el premio nobel de literatura, Gabriela Mistral (1945) y Pablo Neruda (1971).
UN PAÍS CONFIABLE

Reconocido a nivel internacional como un país estable, de instituciones sólidas que funcionan y que generan confianza. Es el segundo país de Latinoamérica con menor percepción de corrupción según ranking internacionales. Un país pacífico, con casi tres décadas de estabilidad democrática e institucional, y que es considerado como el más saludable de la Región.

CHILE EN 2019
Este año 2019, los ojos del mundo están puestos en Chile porque es el escenario de importantes conversaciones sobre el futuro del planeta, también de la colaboración entre economías para sentar las bases de un desarrollo sostenible en APEC 2019 y es líder en planes de acción para combatir el cambio climático, siendo anfitrión de la COP25.

EVENTO DE CLASE MUNDIAL
Ciudad Parque Bicentenario es un proyecto urbano de 250 hectáreas, en el que se emplazaba el ex Aeropuerto Internacional de Santiago. Su excelente ubicación, conectividad y dimensión lo convierten en un lugar ideal para acoger un evento de clase mundial como la COP25, para el cual se espera una afluencia diaria promedio de 25.000 asistentes.

Para esta cumbre se utilizará una superficie cercana a las 60 hectáreas, divididas en una Zona Azul destinada conferencias y negociaciones de los delegados oficiales de las naciones participantes, y una Zona Verde destinada al público local, con actividades paralelas y muestras de organizaciones gubernamentales y ONGs.

En este último sector, será de acceso a todo público, y será donde se exhibirán diferentes avances en innovación y los avances del país en materia de combatir el cambio climático.

Como nexo entre ambas zonas se aprovechará el sector norte del Parque Cerrillos, en el que se creará un nuevo acceso y se generarán nuevas zonas de permanencia con muestras paisajísticas representativas de Chile, como parte del legado del evento en Cerrillos.
Aquí se levantará una estructura de más de 85 mil m2 que incluirá restaurantes, una plaza de alimentación con Food Trucks, servicios sanitarios y todo el equipamiento necesario para el desarrollo de esta cumbre.

Tenemos que concientizar a todos los chilenos acerca del impacto de nuestras acciones en el planeta y evidenciar nuestra responsabilidad mediante la relación causa efecto, entre el comportamiento de cada uno y su impacto en el medio ambiente.

· Cuerpo Académico, Escuela Periodismo, Facultad, Investigación, Universidad Católica

Soledad Puente, investigadora principal del proyecto Fondecyt “Puntos ciegos y tensiones sobre la función periodística en noticias de emergencia”, presentó ante comunicadores y gestores a cargo de cubrir estos episodios los principales resultados del estudio. “El foco tiene que estar en que las personas vuelvan a la vida normal, y para eso es clave que mejoremos la entrega de la información durante la etapa de respuesta al evento, que usualmente son los primeros tres días”, dice la académica.

Bajo la premisa de que periodistas podrían mejorar su toma de decisiones si revisaran lo que las fuentes expertas y las audiencias esperan del periodismo en eventos catastróficos; en el marco de un proyecto Fondecyt (1150310), los académicos Soledad Puente, Silvia Pellegrini, Daniela Grassau, Sebastián Valenzuela y Pablo Flores realizaron un análisis comparado de las percepciones y expectativas de expertos en gestión de emergencias, periodistas y audiencia sobre el trabajo periodístico en desastres, cuyos resultados fueron presentados ante las personas que participaron en los focus groups y encuestas, pero también ante los actuales encargados de gestión de desastres del país.
“El foco tiene que estar en que las personas vuelvan a la vida normal, y para eso es clave que mejoremos la entrega de la información durante la etapa de respuesta al evento, que usualmente son los primeros tres días”, explica Soledad Puente, investigadora principal del proyecto, sobre la relevancia de las acciones que realicen los expertos, periodistas y gestores responsables durante la etapa de respuesta. Y agrega: “Podemos mejorar o potencial el rol del periodismo, haciendo que cada uno de estos tres grupos entienda el quehacer del resto en la etapa de respuesta, cuando todo el país está concentrado en saber qué pasó, cómo pasó, y cómo recuperarnos para salir adelante”.

Roles y recomendaciones
Para el análisis, los investigadores agruparon a los encargados de realizar acciones y entregar información en tres roles. Los periodistas ponen en contacto a la población involucrada con los expertos, que explican el fenómeno, y los responsables de la gestión, que generan las acciones necesarias para la recuperación de la normalidad. Estos tres grupos–sugieren los investigadores– deben tener siempre presente que los afectados son personas que se enfrentan a un duelo; y que, a la vez, las catástrofes son una oportunidad informativa para temáticas de prevención.
Tanto los expertos como los responsables de la gestión deberían privilegiar las entrega de información a través de los medios audiovisuales por sobre las redes sociales, ya que no todas las alternativas de estas son igual de accesibles, especialmente durante estos eventos. La audiencia está ansiosa de información sobre el estado de la catástrofe, por lo que se les recomienda a los gestores estar en permanente contacto con la población, especialmente a través de periodistas reconocidos por su capacidad de entregar más datos que opiniones. Las vocerías de las instituciones deben ser desde los lugares afectados, y deben ser realizadas por personas que transmitan confianza.

En todo momento, los periodistas deberían tener claro que los afectados son, tanto los que vivieron el desastre como aquellos que ven el dolor de sus semejantes mediados por la información periodística. Por lo que en la pauta se deben considerar historias que apoyen la recuperación espontánea de la población afectada, más allá de la información oficial; y ser capaces de entregar contención emocional a los afectados a través de la información.

La pauta informativa se puede ampliar si se incorporan en esta los protocolos para la gestión de de desastre que tienen las instituciones responsables para apoyar durante la etapa de respuesta. La fiscalización y asignación de responsabilidades, dicen los investigadores, deben plantearse cuando la calma comience a recuperarse. Para evitar las lagunas informativas, los académicos recomiendan la confección de un protocolo informativo para ser capaces de estar al aire entre 24 y 72 horas continuadas durante esto tipo de eventos.

Confianza
A partir de las percepciones de 2 mil personas consultadas durante el proceso de investigación, se determinó que las personas confían más en los Bomberos (95%), Fuerzas Armadas (70,1%), personas afectadas (66%) y periodistas (50,5%). En cambio, tienen poca o nada de confianza en los parlamentarios (77,1%), Intendentes (49,8%), Alcaldes (46%) y Onemi (31,2%).
Medios de comunicación durante un desastre
Para determinar qué medios son más efectivos en situaciones de catástrofe, se consultó a diferentes grupos de la población a qué plataformas recurrían para informarse.

· Cuerpo Académico, Escuela Periodismo, Facultad, Investigación, Universidad Católica

Soledad Puente, investigadora principal del proyecto Fondecyt “Puntos ciegos y tensiones sobre la función periodística en noticias de emergencia”, presentó ante comunicadores y gestores a cargo de cubrir estos episodios los principales resultados del estudio. “El foco tiene que estar en que las personas vuelvan a la vida normal, y para eso es clave que mejoremos la entrega de la información durante la etapa de respuesta al evento, que usualmente son los primeros tres días”, dice la académica.

Bajo la premisa de que periodistas podrían mejorar su toma de decisiones si revisaran lo que las fuentes expertas y las audiencias esperan del periodismo en eventos catastróficos; en el marco de un proyecto Fondecyt (1150310), los académicos Soledad Puente, Silvia Pellegrini, Daniela Grassau, Sebastián Valenzuela y Pablo Flores realizaron un análisis comparado de las percepciones y expectativas de expertos en gestión de emergencias, periodistas y audiencia sobre el trabajo periodístico en desastres, cuyos resultados fueron presentados ante las personas que participaron en los focus groups y encuestas, pero también ante los actuales encargados de gestión de desastres del país.
“El foco tiene que estar en que las personas vuelvan a la vida normal, y para eso es clave que mejoremos la entrega de la información durante la etapa de respuesta al evento, que usualmente son los primeros tres días”, explica Soledad Puente, investigadora principal del proyecto, sobre la relevancia de las acciones que realicen los expertos, periodistas y gestores responsables durante la etapa de respuesta. Y agrega: “Podemos mejorar o potencial el rol del periodismo, haciendo que cada uno de estos tres grupos entienda el quehacer del resto en la etapa de respuesta, cuando todo el país está concentrado en saber qué pasó, cómo pasó, y cómo recuperarnos para salir adelante”.

Roles y recomendaciones
Para el análisis, los investigadores agruparon a los encargados de realizar acciones y entregar información en tres roles. Los periodistas ponen en contacto a la población involucrada con los expertos, que explican el fenómeno, y los responsables de la gestión, que generan las acciones necesarias para la recuperación de la normalidad. Estos tres grupos–sugieren los investigadores– deben tener siempre presente que los afectados son personas que se enfrentan a un duelo; y que, a la vez, las catástrofes son una oportunidad informativa para temáticas de prevención.
Tanto los expertos como los responsables de la gestión deberían privilegiar las entrega de información a través de los medios audiovisuales por sobre las redes sociales, ya que no todas las alternativas de estas son igual de accesibles, especialmente durante estos eventos. La audiencia está ansiosa de información sobre el estado de la catástrofe, por lo que se les recomienda a los gestores estar en permanente contacto con la población, especialmente a través de periodistas reconocidos por su capacidad de entregar más datos que opiniones. Las vocerías de las instituciones deben ser desde los lugares afectados, y deben ser realizadas por personas que transmitan confianza.

En todo momento, los periodistas deberían tener claro que los afectados son, tanto los que vivieron el desastre como aquellos que ven el dolor de sus semejantes mediados por la información periodística. Por lo que en la pauta se deben considerar historias que apoyen la recuperación espontánea de la población afectada, más allá de la información oficial; y ser capaces de entregar contención emocional a los afectados a través de la información.

La pauta informativa se puede ampliar si se incorporan en esta los protocolos para la gestión de de desastre que tienen las instituciones responsables para apoyar durante la etapa de respuesta. La fiscalización y asignación de responsabilidades, dicen los investigadores, deben plantearse cuando la calma comience a recuperarse. Para evitar las lagunas informativas, los académicos recomiendan la confección de un protocolo informativo para ser capaces de estar al aire entre 24 y 72 horas continuadas durante esto tipo de eventos.

Confianza
A partir de las percepciones de 2 mil personas consultadas durante el proceso de investigación, se determinó que las personas confían más en los Bomberos (95%), Fuerzas Armadas (70,1%), personas afectadas (66%) y periodistas (50,5%). En cambio, tienen poca o nada de confianza en los parlamentarios (77,1%), Intendentes (49,8%), Alcaldes (46%) y Onemi (31,2%).
Medios de comunicación durante un desastre
Para determinar qué medios son más efectivos en situaciones de catástrofe, se consultó a diferentes grupos de la población a qué plataformas recurrían para informarse:

El pensador y escritor italiano, Umberto Eco, se despidió de nuestro mundo hace ya casi un año, pero antes de eso, dejó constar su dura opinión sobre el efecto que estaban teniendo las redes sociales en la sociedad.

“Las redes sociales han generado una invasión e imbéciles que le dan derecho de hablar a legiones de idiotas que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad y ahora tienen el mismo derecho de hablar que un premio Nobel”.
Es la invasión de los necios, sentenció, y eso a pesar de que no vivió para ver a youtuber dar de comer galletas con dentífrico a personas sin techo.

“El drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad”. Si bien la Red supone la democratización de la difusión del conocimiento-de todo tipo de conocimiento- y de la información.
En concreto, por Facebook, Twitter, Instagram o Google, circulan intenciones, deseos, críticas, aplausos, insultos, adhesiones, de ciudadanos corrientes, y también informaciones contrastadas y opiniones de medios de comunicación.
No es demasiado difícil distinguir entre unos y otros. Pero interpretando las palabras de Eco ¿cuántos realmente usamos las redes con responsabilidad y con un propósito mejor que el entretenimiento momentáneo?

“Durante una conferencia de prensa en el Gran Palacio Real Escuela de Equitación de Turín, el semiólogo italiano sostuvo que “las redes sociales le dan derecho de palabra a legiones de imbéciles que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad”. Mientras que no entendamos que Twitter o Facebook son un reflejo -quizá el mejor que ha habido nunca-de la sociedad no seremos conscientes de hacía dónde caminamos.

“Si la televisión había aprobado al tonto del pueblo, ante el cual el espectador se sentía superior, el drama de Internet es que ha aprobado al tonto del pueblo como el portador de la verdad”, pensaba Eco.

Umberto Eco, aseguraba que las redes sociales, su “drama” de internet es que “ha promovido al tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad”.

¿Ustedes qué opinan?

Las redes sociales son instrumentos de comunicación, pero no medios periodísticos, alerta Soledad Gallego-Díaz. La directora del diario El País también comenta que las mujeres lo tienen “muy difícil” para dirigir un medio.
La directora del diario El País, Soledad Gallego-Díaz, advirtió en el Foro de la Nueva Comunicación de que “no se hace periodismo ni en Twitter ni en Facebook”, pues considera que son instrumentos de comunicación, pero no medios periodísticos. Gallego-Díaz también alertó de que “el periodismo no debe confundirse con la comunicación” y que las redacciones de los medios se hundirán si “pierden el sentido de su origen por los cambios tecnológicos”.
“Lo que define al periodismo no es el grado de tecnología, sino la cultura profesional de los periodistas”, destacó la directora de El País en este encuentro que organiza Nueva Economía Fórum en Madrid. .
Soledad Gallego-Díaz reconoció que la expansión de la comunicación que se hace en las redes “es atractiva, pero corremos el riesgo de que asfixie al periodismo”, de que los periodistas olviden las reglas del oficio por la presión de las nuevas herramientas tecnológicas. “Si no somos capaces de comprender al periodismo y sus reglas, será una catástrofe para la democracia”, explicó.

Sin embargo, destacó que es consciente de que el futuro del medio que dirige “es digital, está en la web”, aunque remarcó que la edición en papel de El País seguirá. “Nos volcamos en la página web, pero no vamos a hacer nada que perjudique a la edición de papel. Hemos sufrido un bajón enorme, el papel está en crisis, no sólo en España sino en todo el mundo, pero la edición en papel continuará hasta que los lectores quieran. Seguiremos estando en la puerta de su casa con mucho cariño”.

Corona x Parley invita a disfrutar, con responsabilidad, de la costa de Chile en verano. La playa puede ser más que diversión, sol y descanso, siempre está la alternativa de aportar o de entregar algo de vuelta al medio ambiente. Esa es la invitación que hace Corona x Parley este verano como parte de la segunda etapa del programa Voluntarios Por El Océano: ser parte de la solución y ayudar a generar consciencia sobre las 25 mil toneladas de plástico que cada año son arrojadas a nuestro océano.
Este verano, como parte de la segunda etapa del programa Voluntarios Por El Océano, Corona x Parley implementará un plan de limpieza de playas a lo largo del país. La actividad comenzará en Arica y terminará en la isla de Chiloé, en una instancia que involucra a las comunidades locales durante los meses de enero y febrero.
Quienes quieran participar tienen que inscribirse en www.cervezacorona.cl para revisar la información y así convertirse en verdaderos generadores de cambio. De esta manera, cada escuadrón de limpieza se sumará a la labor de los cuatro voluntarios elegidos que en enero de 2018 viajarán a Islas Maldivas para participar del Parley Ocean School y a los diferentes personalidades que participan de este programa, liderados por Ramón Navarro, Pangal Andrade, Guillermo Satt, Juana Ringeling, Cristián Riquelme, Roberta Irarrázaval, Nicolás Poblete, Susana Hidalgo, isidora Ureta, Ricardo Vergara, Li Fridman, Fernanda Ramírez y Antonella Orsini, entre otros.
Las actividades consideran una charla para aprender a realizar una limpieza efectiva del océano, dos horas de acción y un momento de relajo para compartir todo lo aprendido. Gran parte de lo recolectado se reciclará y se le dará un uso superior. Esta acción se enmarca dentro de la alianza Corona x Parley, anunciada en mayo de 2017, con el fin de proteger 100 islas de aquí a 2020 y mitigar la contaminación marina por plástico, una de las mayores amenazas para la salud y supervivencia del ecosistema más grande e importante del planeta: el océano.

FECHAS DEL PLAN DE LIMPIEZA DE PLAYAS POR CHILE
● 4, 5 y 6 de enero / Arica.
● 11, 12 y 13 de enero / Antofagasta, Caldera, Bahía Inglesa.
● 20 de enero / Iquique.
● 25, 26 y 27 de enero / Totoralillo, La Serena, Guanaqueros.
● 1, 2 y 3 de febrero / Ritoque, Concón, Maitencillo.
● 9 y 10 de febrero / Pichilemu.
● 16 y 17 de febrero / Puertecillo, Matanzas.
● 20, 23 y 24 de febrero / Curanipe, Mehuín, Chiloé.

CUATRO CHILENOS PARTICIPARÁN DEL PARLEY OCEAN SCHOOL
En enero de 2018, cuatro chilenos viajarán a Maldivas para participar del Parley Ocean School. Se trata de Valeria Fuentes (26), cineasta y fotógrafa de Talca que realiza proyectos de interés socioambiental; Esteban Ramos (21), estudiante de ingenieria en expediciones y ecoturismo que trabaja en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales; José Tomás Pumarino (25), ingeniero comercial que se desempeña como investigador en el Observatorio de Sostenibilidad de la Universidad de Chile; y Benjamín Simón (25), que estudia ingeniería comercial, y magíster de innovación y emprendimiento.

Parley For The Oceans
Parley for the Oceans es la red de colaboración donde creadores, pensadores y líderes se unen para generar consciencia en torno a la belleza y fragilidad de nuestros océanos; y colaborar en estrategias que pongan un alto a su destrucción. Basada en Nueva York, Parley es reconocida por cambiar el concepto de sustentabilidad por “Eco Innovación”, un concepto realizado a través de sus colaboraciones de alto nivel y la introducción de Ocean Plastic™, una gama de materiales premium para las industrias deportivas y de lujo hechas de desperdicio plástico marino reciclado.
Para Parley el plástico actual es un error de diseño, y ve en el rediseño de este material dañino, la solución a largo plazo para la contaminación plástica marina. Mientras tanto, Parley ha creado un material catalizador que ayuda a reemplazar de inmediato el plástico virgen: Ocean Plastic™. Junto con sus socios, en los últimos cinco años Parley aumentó la conciencia sobre el tema, impulsó la imagen general del reciclaje y estableció la primera cadena global de suministro de residuos plásticos marinos. Además, Parley creó un mecanismo de financiamiento que permite la implementación de la Estrategia AIR en cuatro áreas clave: comunicación y educación, impacto directo, investigación y desarrollo, y Eco Innovación.
www.parley.tv @parley.tv

Corona
Corona es una marca que nació en la playa, rodeada por el océano, y existe para inspirar al mundo a desconectarse de la rutina y reconectar con su naturaleza esencial. Considera a la playa y a los océanos como su hogar. Pero ese hogar está en peligro. La alianza Corona x Parley es la evolución natural de este largo compromiso por cuidar el medioambiente y que ya se grafica en evitar el uso de plástico en sus materiales promocionales y en una evaluación de la cadena de producción para reducir y, eventualmente, reemplazar los artículos de plástico.

- Next »