Pasado el mediodía del lunes 4 de diciembre (2017) fue asesinado de seis puñaladas el colega periodista Marco Álvarez Valenzuela, Q.E.P.D.,de 59 años. El hecho tuvo lugar a metros del Museo Vicente Huidobro, en Cartagena, cuando el profesional trabajaba para esta organización que difunde el legado del poeta.

Dado que los delincuentes robaron sus documentos, su identidad se confirmó oficialmente recién durante la madrugada del martes 5 por parte de personal de la PDI de San Antonio.

El colega se encontraba en las afueras del museo para cubrir un evento que tenía lugar en su interior. Según las investigaciones, los asesinos advirtieron que portaba un equipo fotográfico para rodearlo, agredirlo y sustraérselo. Aparte de la violencia con arma blanca, lo hicieron blanco de golpes que le fracturaron la mandíbula, le hundieron parcialmente el cráneo y afectaron su zona cervical, lo que le provocó la muerte.
El jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de San Antonio relató estos hechos y esbozó como móvil del asesinato el robo, ya que le sustrajeron la cámara, diversas especies de valor que llevaba en su mochila.

La Fundación Vicente Huidobro confirmó el hecho, indicando que Álvarez trabajaba hace alrededor dos meses en la institución, desempeñándose como encargado de prensa en general y promoviendo, en particular, la cobertura de las actividades en y del museo mismo, razón por la que viajaba con regularidad desde Santiago.

La fiscalía trabaja en obtener las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en la casa museo Vicente Huidobro para ver si aportan evidencia que permita identificar a los antisociales del delito.

Marco Álvarez era conocido en el mundo de la profesión gracias a una carrera variada y extensa. Recientemente fue durante dos años co-creador y parte del staff del programa de Radio Universidad de Chile “Citoyens: Pecados y virtudes de la ciudad”.
Trabajó en diferentes medios e instituciones como Radio Universidad de Chile, Radio Biobío, Radio Pudahuel, Radio Zero, Radio Santiago, Revista Vea, Agencia Informativa Orbe, Agencia Aton Chile, diario La Cuarta, diario La Nación, Chilevisión, La Red, Mega entre otros.

Nuestras condolencias a su Familia y seres queridos.

Claramente para lograr confianza y armar lazos con tus colegas, necesitas abrirte con ellos. Pero existe una fina línea entre dar la información suficiente o exponerte de más. Si sueles decir cosas poco apropiadas o simplemente quieres lograr una buena comunicación con tus colegas en un ambiente laboral nuevo, te recomendamos que veas los siguientes temas que no debieses tocar en la oficina:

1. Tu actividad en Facebook
Tus colegas y empleador no debiesen estar en tu lista de amigos de Facebook. Si lo están, verán todo lo que posteas y esto te puede traer problemas en el trabajo. Si requieres tenerlos en Facebook, entonces puedes tener cuentas aparte, o restringir el acceso a tus publicaciones.

2. Opiniones negativas de otros
Nunca estarás en un lugar donde estés 100% cómodo con todas las personas que trabajen ahí, pero nunca deberías decirle a alguien que piensas que otro es incompetente o incapaz. Esto no hará que se vea mal la persona que estés desprestigiando, sino que tú serás juzgado por ser una persona negativa.

3. Lo que piensas sobre religión o política
Estos son dos tópicos que nunca debiesen ser discutidos con tus colegas y compañeros de trabajo. Son temas demasiado sensibles para ser conversados de manera liviana.

4. Tus hábitos de fiesta
Puede que te guste tomar un par de tragos los fines de semana. Esa es tu decisión, pero las personas en el lugar de trabajo no necesitan saberlo. Si llegas al trabajo cada lunes comentando lo borracho que estabas el fin de semana, pronto te verán como una persona buena para las fiestas y no te tomarán en serio.

5. Tus ingresos
Pese a que puedes contarle de esto a tus familiares –en caso de que te lo pregunten- no es algo que debieses estar discutiendo con tus colegas. Esto sólo sirve para aumentar la competencia y hacer del ambiente laboral más tenso y lleno de resentimiento.

6. Tu intimidad
Este es otro tópico que está fuera de los límites de las conversaciones de trabajo. Nadie quiere saber qué haces dentro de tu habitación, ni con quién. Algunas personas se sienten legítimamente ofendidas por este tipo de temas, entonces mejor evita momentos incómodos y simplemente déjalo para la privacidad.

7. Los sentimientos negativos sobre las cosas que haces
Es completamente innecesario que les cuentes a tus colegas si odias tu trabajo. A las personas no les gusta escuchar cómo otros se quejan. Simplemente te hará ver como alguien egoísta y no como alguien que trabaja en equipo. Tu jefe seguramente sabrá de tu comportamiento y finalmente te reemplazará por alguien que sí quiera ese trabajo.

8. Chistes sucios u ofensivos
En tu círculo cercano seguramente las bromas subidas un poco de tono causan gracia, sin embargo, esto se da debido a la confianza que tienes con tus amigos y familiares. A lo mejor algunos de tus colegas lo encontrarán gracioso, pero es fácil encontrar gente que se sienta ofendida por ese tipo de humor. Es mejor que guardes esas bromas para tus amigos.

by clubprensa
on Oct 17th, 2016

FELIPE CUBILLOS Y SUS ESCRITOS

Esto lo escribió Felipe Cubillos (1962-2011), empresario y millonario Chileno quien después de forjar una gran fortuna, se dedicó a la filantropía y después del terremoto montó una empresa para la reconstrucción de Chile. Falleció en accidente aéreo en la isla “Juan Fernández”
Léanlo hasta el final, vale la pena.
1. Acerca de Dios y el Cielo, creo que si actuamos haciendo el bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe y si no existe, habremos tenido nuestro propio Cielo en ésta Tierra. A Dios no lo encontré sólo en el mar del sur, en las nubes, en las tormentas, en las olas, ni en la meta, ni en las partidas; estuvo siempre conmigo, dentro, muy dentro de mí.
2. Acerca de los Hijos, definitivamente no son tuyos, son personas independientes, solo quiérelos y ámalos, trata de educarlos con el ejemplo y enseñándolos a hacer lo correcto, si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos. Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cuando tú ya te hayas convertido en abuelo, será entonces que sabrán lo que significa ser Padre o Madre. Pero si te llegan a decir que están orgullosos de ser tu hijo, date por recompensado con creces. Y si alguno de ellos debe partir antes que tú, que al menos te quede el consuelo de haberle dicho muchas veces cuánto lo amabas.
3. Acerca de tus Padres, no dejes nunca de agradecerles el hecho de que te hayan traído a este mundo maravilloso y que te hayan dado tan solo la posibilidad de vivir, sólo eso, vivir!
4. Acerca del mar, el viento y la naturaleza, admírala, protégela y cuídala, es única y no tenemos otra. Y al mar y al viento, nunca trates de vencerlos, y menos desafiarlos, llevan todas las de ganar. Si quieres ser un navegante, acostúmbrate a vivir en crisis permanente.
5. Acerca del amor, da las gracias al universo si te despiertan cada mañana con un beso y una sonrisa, no pidas nada más. Y haz como las abejas y las mariposas, ellas no buscan la flor más linda del jardín, sino aquella que tiene el mayor contenido.
6. Acerca de la riqueza, realmente no es necesaria; una vez que hayas financiado un flujo de caja para mantener a tu familia, trata de comprar más tiempo que dinero, más libertad que esclavitud. El tiempo vale más que cualquier riqueza.
7. Acerca de la angustia y la amargura, cuando creas que algo no es posible, que los problemas te agobian, que ya no puedes, date un tiempo para ver las estrellas y espera despierto el amanecer, ahí descubrirás que siempre sale el sol, siempre!
8. Acerca del triunfo, si quieres triunfar debes estar dispuesto a fracasar mil veces y dispuesto a perder todo lo que has conseguido. Y no temas perderlo todo, pues si te lo has ganado bien, de seguro lo recuperarás y con creces.
9. Acerca del presente, vívelo intensamente, es el único instante que realmente importa; los que viven aferrados al pasado ya murieron y los que viven soñando con el futuro, aún no han nacido. La vida es una sola, vívela!
10. Acerca del éxito y el fracaso, reconócelos como dos impostores, pero aprende sobretodo de los fracasos, los propios y los de los demás, allí hay demasiado conocimiento que generalmente no usamos.
11. Acerca de los amigos, elige los que están contigo cuando estés derrotado y en el suelo, porque cuando estés en la gloria, te van a sobrar. Finalmente te digo que no te aferres a lo material, aférrate a los sentimientos y los conocimientos que te hagan elevar tu espíritu y crecer

Él no escribía para entretener, sino para entretenerse, y no dejó nunca de inventar fórmulas para desmentir la solemnidad de los poderosos, en su país y en cualquier sitio, y de los lugares comunes, que fueron su bestia negra”, sostiene una columna en el diario español El País.

El escritor, filósofo y semiólogo italiano, Umberto Eco, tenía una inteligencia imparable y su discurso era a la vez apocalíptico, risueño e integrado, que no dejaba que la melancolía rompiera la velocidad de su pensamiento y se reía del mundo a la vez que explicaba su pobredumbre.
Así lo expone Juan Cruz en una columna en el diario español El País, en la que señala que lo anterior pasó así con su último libro, “Número cero, una sátira redonda y picuda a la vez sobre el oficio del periodismo en tiempos de Internet. Él no escribía para entretener, sino para entretenerse, y no dejó nunca de inventar fórmulas para desmentir la solemnidad de los poderosos, en su país y en cualquier sitio, y de los lugares comunes, que fueron su bestia negra”.

Explica que en dicho texto “Número cero, integró algunas de sus columnas, que llamaba bustinas, para construir un fresco insolente pero real de los peligros a los que se asoma este oficio de explicar la realidad. El periodista puede ser corrupto sin saberlo y sabiéndolo, y puede ser sumamente farsante e ignorante, puede el poder utilizarlo y él puede utilizar al poder, y no necesariamente las nuevas tecnologías de que dispone van a mejorar su relación con las bases viejas en las que se sustenta el oficio. El resultado de esa mescolanza de imaginación y columnas incluyó a Mussolini y a Berlusconi en una especie de fresco divertido e inquietante que nosotros, los periodistas, no leímos con vergüenza ajena sino con la propia vergüenza de estar ante un análisis y un aviso del abismo que nos conmueve”.

“La salida de ese libro fue la última vez que vi a Umberto Eco, en su casa de Milán, el año pasado; otros años nos habíamos visto allí, una vez probándose, para Jordi Socias, el fotógrafo, un borsalino, y riendo y bebiendo whisky y tomando espagueti en su restaurante favorito, I Cuatro Mori, al lado de su casa espaciosa, llena de libros bien ordenados, sentados ante una mesa para seis en la que estábamos tres; pero las manos de Eco, lo que desplegaba, era tan poderoso, su presencia, aparentemente asmática entonces, sus ojos atentos y vitales, que taladraban lo que tú le ibas diciendo, lo dominaba todo; necesitaba, como los grandes hombres imperiales, media mesa para él solo; a veces anotaba lo que le respondías a sus preguntas, sacaba las manos hacia delante como si se apoderara de ella, y cuando no anotaba sacaba su pañuelo grande y blanco para limpiarse el sudor abundante que marcaba su frente espaciosa”, expone.

Agrega que “en ese momento, hace algunos años, hablábamos de Europa, de su porvenir, de los Erasmus, de la cultura sobresaltada de un continente que se estaba aislando a sí mismo creyendo que se iba a abrir, y había inventado una fórmula para seguir bebiendo whisky: probablemente el médico le había aconsejado que tomara menos whisky, o que solo tomara whisky si quería tomar alcohol. Y esa receta fue suficiente para que siguiera bebiendo whisky, en vaso corto, sin hielo, como si estuviera acompañando los espaguetis con una medicina”.
“Eso fue hace unos años. Esta vez, el último invierno de 2015, ya Umberto Eco bebía menos, reía menos, estaba sumido en el ensimismamiento de los que quizá piensan en una obra nueva, o en alguna melancolía no resuelta. Esta vez también fuimos a I Cuatro Mori; y vinieron con nosotros su traductora española, su alumna Helena Lozano, que trabajó con él y compartió su risa y su enseñanza hasta el agotamiento, su ayudante Manuela Melato, y el esposo de esta, el pintor mexicano Fernando Leal. No era raro que en las comidas, desde siempre, Umberto Eco se ausentara de vez en cuando, sentado en la propia mesa, como si las luces de la semiótica y otras luces con las que miraba la vida le llevaran por caminos interiores, por vericuetos que consideraba complejos o intrincados. Entonces se callaba y nosotros seguíamos hablando, de gatos, sobre todo, pues Leal había descubierto asociaciones insólitas entre los mininos y su arte. Eco de vez en cuando regresaba al estrado de la mesa y apuntaba, corregía, señalaba elementos con los que completaba las metáforas del artista. Y luego callaba otra vez, pendiente de todo, pero lejos de todo en esos instantes”, señala.

También recuerda que en julio de ese año un bromista había anunciado en Internet la muerte de Eco. “Me alertó de la noticia, que luego fue rematadamente falsa, Milena Busquets, que desde niña se crio cerca de la presencia de Eco; su madre, Esther Tusquets, fue la editora española, la gran amiga del semiótico italiano; así que compartimos los primeros minutos de esa incertidumbre como si se tratara de la noticia imposible de la muerte de un familiar muy próximo; de hecho, Umberto Eco es, desde Apocalípticos e integrados, cuando nuestra generación estaba en la universidad, hasta este Número Cero, un filósofo de nuestra propia edad o naturaleza, un hombre de este tiempo que siempre fue lúcidamente contemporáneo, rabiosamente útil para poner a punto la mirada distraída que aconseja uno de sus más conspicuos amigos españoles, Juan Cueto, o para destruir los lugares comunes de la mala inteligencia. Era una luz que llevaba nuestra mirada adonde quisiera. Otro de sus seguidores más fieles, el español Jorge Lozano, lo atrajo muchas veces a la vida y a la realidad española, así que era Eco tan europeo, tan mundial y tan español que cuando lo veías o lo buscabas siempre tenía algo que decir de lo que pasaba aquí porque siempre tuvo algo que decir de lo que pasaba en cualquier sitio”, menciona.

Afirma que el escritor “era una mente poderosa; cuando publicó El péndulo de Foucault, que no tuvo la trascendencia popular insólita que alcanzó su genial divertimento mayor, El nombre de la rosa, decidió irse a descansar al lado de Cuomo, rodeado de silencio y gimnastas ricos; pero él seguía su rutina, su whisky, su sudor pausado, su vida intelectual sanísima dedicada a la destrucción sistemática (y semiótica) de los lugares comunes. Para hacerlo, como nuestro Fernando Savater, como el ya citado Cueto, como Jorge Luis Borges, utilizaba apólogos o preguntas, y reía luego porque tú te quedabas sin palabras tratando de buscar por dentro el significado de las palabras que él ponía para que tú cayeras en los pozos abiertos por su inteligencia. Después reposaba, te miraba como si él se estuviera yendo, y seguía ahí, con su mano detrás del asiento, echado en los butacones como si estuviera respirando los pensamientos de un ensimismado risueño”.

“En aquel momento en que nos dieron la noticia falsa de su muerte creí que esa falsedad conjuraba cualquier susto así en el futuro. Pero ha muerto ahora, ha muerto Umberto Eco y he sentido que lo escuchaba reír solo cuando se quedaba ensimismado en I Cuatri Mori. Un sabio que sabía todas las cosas simulando que las ignoraba para seguir estudiando”, concluye.

by clubprensa
on Mar 17th, 2016


Quisiera iniciar estas palabras con un agradecimiento expreso a los organizadores de este premio, a la Asociación de Periodistas de Espectáculos, Arte y Cultura de Chile, APES, y en especial a su Presidente Ricardo Henríquez Saa, por su gestión al frente de la organización profesional.
En primer lugar quisiera expresar mi más sincera felicitación a todos los nominados (as). Todos son un claro ejemplo de preparación, esfuerzo y superación personal.
Este acontecimiento me permite agradecer públicamente el esfuerzo y el apoyo de todas las personas e Instituciones que han hecho posible que pueda estar hoy recibiendo este galardón. En particular quiero hacer una mención especial a mí familia y a los colegas, a las instituciones públicas y privadas que han confiado en nuestro trabajo.
Recibo con mucha ilusión este reconocimiento por su significado y el trabajo junto a personas con afanes semejantes a los míos y a los que hoy quiero rendir un homenaje.
Me resulta muy difícil expresar las emociones y sentimientos que me embargan en este momento. Parafraseando un fragmento de la “Balada de lo que no vuelve”, del poeta chileno Vicente García Huidobro, podría decir que el premio.
Vino hacia mí con una sonrisa,
Por un camino de lleno de gracia,
Y cambio las horas de mi día,
El cielo de la noche se convirtieron en el cielo del
amanecer
El mar fue un árbol frondoso lleno de pájaros
Las flores me dieron campanadas de alegría
Y mi corazón se puso a perfumar de alegría.

Héctor Cavicchioli

Por ser un referente educacional y científico, tanto a nivel nacional como internacional, la Universidad de Magallanes fue galardonada con el premio de Periodismo “Alberto Hurtado Cruchaga” 2013 y que otorga anualmente el Club de La Prensa.

Se trata de un premio que, instaurado hace 8 años, reconoce y premia la responsabilidad social de quienes lo reciben, donde se encuentran periodistas, instituciones, empresarios, autoridades, y gestores sociales, quienes en su actividad cotidiana se han convertido en referentes positivos al trabajar desde distintos ámbitos por aquellos que más lo necesitan.

En una solemne ceremonia realizada el 14 de noviembre en los salones del Hotel W en Santiago, fue el propio Rector de la Universidad de Magallanes, Dr. Víctor Fajardo quién recibió personalmente el galardón que reconoce su proyecto educativo en la formación de futuros profesionales, en un contexto de calidad y equidad, favoreciendo la inclusión social de los estudiantes de grupos económicamente vulnerables, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida en la región de Magallanes y Antártica Chilena.

Los propios organizadores destacaron como un momento particular este galardón otorgado a la Universidad de Magallanes “en reconocimiento a su destacado labor en el desarrollo científico e investigación en la zona austral y Antártica chilena, y por su aporte en la educación y formación profesional de miles de jóvenes chilenos, que día a día hace con un gran espíritu su comunidad de profesores y directivos, todos trabajando por hacer cada día más desarrollada y más grande a la zona sur de nuestro país.”
El Dr. Víctor Fajardo viajó especialmente a Santiago para recibir este reconocimiento, junto a otros 12 destacados profesionales, empresarios, autoridades e instituciones de nuestro país donde se encontraban las periodistas Macarena Pizarro de Chilevisión; Catalina Edwards de Mega; Andrea Aristegui de TVN; Cecilia Rovaretti de Radio Cooperativa, Sergio Espinoza, Editor Nacional del Diario El Mercurio y Ana María Guerra, Editora de Crónica del Diario la Segunda.

Los siete premiados en el ámbito de las autoridades, empresarios y gestores sociales fueron: Benito Baranda Presidente de América Solidaria Internacional; la Hermana karoline Mayer creadora de la Fundación Cristo Vive; el Empresario del Transporte Cesar Villegas; El Alcalde de Puerto Montt Gervoy Paredes; el Diputado por Angol Mario Venegas, el Empresario y ¨Presidente de ASEXMA Roberto Fantuzzi y la Universidad de Magallanes.

Entre los distinguidos en años anteriores, encontramos a los periodistas: Sergio Campos, Alejandro Guillert, Soledad Onetto, y organizaciones tales como la Fundación Paz Ciudadana, Coaniquém, Fundación Arturo López Pérez y Carabineros de Chile. Mientras que entre las personalidades que han recibido este galardón destacan Mario Kreutzberguer, Padre Baldo Santi , Presidente de Cáritas Chile; y Felipe Cubillos

Queridos amigos y amigas del Club de la Prensa:
Agradezco desde la distancia el reconocimiento que me han entregado,
además es un honor el recibir un premio que lleve por nombre a una de las
personas que más han afectado mi existencia, mi vida personal, matrimonial,
laboral y espiritual, me refiero al Padre Hurtado.

Pero les quiero decir que los premios siempre me incomodan ya que uno es
un eslabón más en los lugares donde sirve, hoy en América Solidaria por
ejemplo hay más de 50 jóvenes profesionales que se encuentran trabajando
en los lugares de mayor marginación de nuestro continente y yo no estoy ahí,
lo mismo en el Centro de Integración del Deficitario Visual-CIDEVI donde 60 adultos ciegos y 20 niños sordo-ciegos todos los días son acompañados por
un grupo de educadoras y profesionales que se la juegan por incluirlos en la
sociedad desde sus propias riquezas, yo no soy ciego ni educador…en esos
y en tantos otros lugares que me ha tocado participar o que hoy participo hay
gente espectacular, silenciosa, profesionales brillantes que mueven almas,
voluntades e inteligencias ignoradas o castigadas, y que de allí –como diría
Alberto Hurtado- brillan diamantes preciosos. Para todas y todos ellos va en
realidad este reconocimiento.

Les pido a todos disculpas por no poder estar allí presente, sin embargo quien
me representa es mi amada esposa Lorena con la que hemos formado un rica
familia de seis hijos y con ella he realizado este caminar desde que éramos
unos atrevidos jóvenes universitarios, que no mediamos riesgos y que nos
gozábamos en el servicio a los demás, siempre confiando que el Señor no nos
dejaría ni nos soltaría de su mano cuando nos entregáramos con excelencia
profesional y gratuitamente a quienes más lo requieren, los más excluidos,
discriminados y maltratados de la sociedad…y así ha sido, podemos ambos dar
fe en estos más de 30 años juntos, además los más pobres han sido nuestros
auténticos maestros…ella tiene un valor superior al mío y ese es el de su
anonimato, lejos de las luces, de la prensa, pero muy cercana a la gente, a la
vida diaria, a nuestros hijos y a las mujeres de El Castillo en La Pintana…que
bueno que sea ella quien lo reciba!

Los medios de comunicación, la labor de los profesionales que trabajan en
ellos, en particular la de los periodistas, es fundamental para romper con 2
los muros sociales, culturales, religiosos y económicos que hemos edificado
para separarnos, segregarnos, no vernos ni conocernos, no querernos y
respetarnos.

En efecto cada palabra, las imágenes, los titulares, la rigurosidad y profundidad
en la investigación periodística, la postura y manera de referirnos a las
personas, familias y comunidades excluidas, afectan a toda la sociedad, sus
miradas, sus relaciones y luego las acciones que se toman en relación a esta
realidad. Muchos de sus colegas no creen en esto, minimizan su impacto
y en ocasiones me llaman fundamentalista por mis observaciones…yo veo
diariamente no solo en Chile sino que en todo el continente los grandes efectos
positivos de sus trabajos y también los desastrosos impactos negativos de
algunos de ellos.

La libertad de ustedes también puede ser cooptada por el mercado, por el
dinero, por el poder y por la ambición desmedida de influir, buenos equipos
de investigación periodística pueden guardar silencio acerca de los daños que
provocan grupos que los financian, buenos profesionales de su área pueden
ser cómplices de injusticias garrafales y evidentes, que al final de cuentas no
las muestran y las silencian, o si algunos lo han hecho prefieren la vía mediocre
del sensacionalismo más que aquella profunda de la investigación, de la
rigurosidad y del aporte profesional, que requiere mucho trabajo.

En este último punto quiero detenerme brevemente ya que hay una corriente
creciente de periodistas que participan de esto y que se justifican públicamente
señalando que su labor es sólo denunciar y no resolver ni colaborar, sin
importar si esto cuenta o no con una mirada integral de las personas y de la
realidad, si afecta o no la dignidad de quienes están involucrados, si daña el
trato igualitario al cual deberíamos apostar, o si termina por levantar sospechas
sobre programas, acciones y servicios que comprenden a cientos de personas
que no pueden ser juzgadas globalmente por un episodio específico…son
periodistas, programas o reportajes mediocres, sin profundidad, sin miradas
globales, sin investigación real, al parecer guiados más por las luces del éxito
de la audiencia que por el interés real de abrir nuevos espacios de justicia,
solidaridad y promoción social. Nos están haciendo daño.

Desarrollar una comunidad en la que reconozcamos la dignidad mutua, que
nos veamos efectivamente como iguales y nos tratemos con respeto es un
buen camino para medir palabras, imágenes y titulares en la prensa, esto –
como diría Alberto Hurtado- implica dar vida en cada uno a un ‘sentido social’
lo que en palabras de él es: “aquella cualidad que nos mueve a interesarnos
por los demás… quien tiene sentido social comprende perfectamente que todas
sus acciones repercuten en los demás hombres”.

Gracias a todos ustedes por este reconocimiento, que como siempre es
inmerecido ya que somos muchos y muchas los implicados en esta tarea todos
los días, muchos y muchas de ustedes y de sus equipos que ponen inteligencia
y amor en lo que hacen, por lo que es un premio con un fuerte aroma colectivo.
No nos dejemos avasallar por el pesimismo y la desesperanza, como digo
siempre ‘mientras más difícil mejor ya que significa que más necesario somos
allí donde estamos’

Muchas gracias!!!
Benito Baranda

Las conductoras de noticias Macarena Pizarro, Catalina Edwards, Andrea Aristegui, el empresario Roberto Fantuzi, Benito Baranda y Karoline Mayer, también fueron reconocidos.

SANTIAGO, 15 de noviembre.- El Club de la Prensa entregó en Santiago el Premio de Periodismo 2013 “Padre Alberto Hurtado Cruchaga” al alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, con que la organización de periodistas reconocen a personalidades que se han destacado por su compromiso social “y permanente preocupación por promover un mundo más solidario y de integración entre las personas de menos recursos”.
Paredes recibió la distinción junto a las periodistas y conductoras de noticias Macarena Pizarro, de Chilevisión; Andrea Aristegui, de TVN; Catalina Edwards, de Mega; como también Cecilia Rovaretti, de Radio Cooperativa; Sergio Espinosa, editor del diario El Mercurio; Ana María Guerra del diario La Segunda.
También recibieron el premio el empresario Roberto Fantuzzi, presidente de ASEXMA; Benito Baranda, la Hermana Karoline Mayer, de la organización Cristo Vive y el diputado Mario Venegas.
Con ello la autoridad de Puerto Montt es el único alcalde del país en ser reconocido por su labor este año, según sostuvo Héctor Cavicchioli, presidente del Club de la Prensa.

“Particularmente también estamos reconociendo a instituciones, organizaciones y personalidades, como el alcalde de la ciudad de Puerto Montt, que está haciendo una labor realmente loable en su quehacer como edil, en forma especial, por la población más necesitada que requiere de una autoridad que se acuerde de ellos y que esté permanentemente acercándose y satisfaciendo sus intereses”.
El alcalde Gervoy Paredes se mostró agradecido por el premio de Periodismo Alberto Hurtado 2013, el que dedicó a la comunidad de Puerto Montt.

“Contento señor contento, como decía el Padre Hurtado. Todo esto no es un trabajo solitario sino que es parte de un trabajo en equipo, porque son varias ideas las que estamos llevando a cabo en políticas educacionales y de todo tipo en Puerto Montt. Este premio no es sólo del alcalde Gervoy Paredes sino que también es fruto tanto de funcionarios municipales como de otras personas humildes que han entregado ideas, y nosotros las hemos recogido y aplicado, por lo tanto me siento feliz y contento y este premio se lo dedico a toda la comunidad de Puerto Montt”.

Conductora de TVN
La periodista y conductora de TVN, Andrea Aristegui, sostuvo que el premio debe servir como incentivo para seguir trabajando por tener un país con menos desigualdad e inequidad.
“Es un tremendo orgullo recibir un premio que lleve el nombre del Padre Alberto Hurtado por los valores que eso significa. Pensar en el Padre hurtado es pensar en lo luchador que fue contra la desigualdad, contra la injusticia social y contra la inequidad en nuestro país. Nosotros como periodistas y medios de comunicación debemos ser una aporte para avanzar en esos temas y en esos desafíos”.

VERSIONES ANTERIORES
En versiones anteriores han recibido este reconocimiento los periodistas Sergio Campos, Alejandro Guillier, Soledad Onetto, además de Mario Kreutzberguer, Padre Baldo Santi (QEPD), presidente de Cáritas Chile; Felipe Cubillos (QEPD). También han sido reconocidas organizaciones y empresas, como; Paz Ciudadana; Coaniquem, Fundación Arturo López Pérez, Carabineros de Chile, Mutual de Seguridad de CChC y Minera Los Pelambres.

CLUB DE LA PRENSA
A comienzos de 2003, un grupo de periodistas de diversos medios de comunicación social de nuestro país y del quehacer académico de la región Metropolitana, después de encontrarse en conferencias, universidades, aeropuertos y todo tipo de lugares de ajetreo propio de la profesión, tomaron una decisión: crear el Club de La Prensa, con el objetivo de promover el desarrollo de las personas, en particular, de las que viven en condiciones de pobreza y/o marginalidad. Con este propósito se realizarán, planificarán y desarrollarán diversas actividades en los ámbitos de la educación, cultura, capacitación, trabajo, medio ambiente, desarrollo comunitario y derechos humanos.

También se busca propender al desarrollo de organizaciones del país; convenir con instituciones estatales y privadas la elaboración y ejecución de diversos proyectos y otras que signifiquen un aporte a la solución de la problemática social, además de diseñar y crear estrategias de interés común como encuentros, seminarios, simposios, cursos y eventos, siempre teniendo como norte: el avance y progreso de nuestro querido país.

VERSIONES ANTERIORES
En versiones anteriores han recibido este reconocimiento los periodistas Sergio Campos, Alejandro Guillier, Soledad Onetto, además de Mario Kreutzberger, Padre Baldo Santi (QEPD), presidente de Cáritas Chile; Felipe Cubillos (QEPD). También han sido reconocidas organizaciones y empresas, como; Paz Ciudadana; Coaniquem, Fundación Arturo López Pérez, Carabineros de Chile, Mutual de Seguridad de CChC y Minera Los Pelambres.

Incentivar la Responsabilidad Social y el quehacer positivo en el país, es el objetivo del Premio de Periodismo “Alberto Hurtado Cruchaga”, instituido por el Club de La Prensa, que en el presente año se entregó el jueves 14 de noviembre, a las 19:45 horas, en el Salón Estudio 3 del Hotel W.
La distinción se otorga por octavo año consecutivo y su objetivo es incentivar la responsabilidad social y quehacer positivo, entendiendo como tal aquello que resalta valores, principios éticos y morales, servicios, apoyo a la comunidad y al enriquecimiento de nuestro país.
En la oportunidad fueron distinguidos con el galardón periodistas, organizaciones, instituciones y personalidades del país, que se hacen acreedores del reconocimiento público, y como una manera de proyectar y enaltecer la figura de Alberto Hurtado Cruchaga, como ejemplo de solidaridad y lucha hacia los más necesitados.

Entre los galardonados del año 2010 figuró Felipe Cubillos Sigall, (Q.E.P.D), por su gran proyecto “Desafío Levantemos Chile”. En aquella ocasión nos invitó a lo que él definía como la “iniciativa fascinante de ayudar a miles de personas que lo habían perdido todo”, por el terremoto y maremoto que había afectado a nuestro país.

Este año resaltó el Premio que se otorgó al Presidente de América Solidaria, Benito Baranda, por su valiosa contribución al país y en la actualidad en el continente, a través de su gestión seria, fructífera y responsable socialmente por su verdadero compromiso con la pobreza y la cultura de la solidaridad, contribuyendo hacer de Chile un país más cohesionado, más igualitario y más justo.

La solemne ceremonia contó con la asistencia de autoridades del sector público y privado, cuerpo diplomático, académicos, empresarios y representantes de los medios de comunicación.

PREMIADOS

Periodistas

Sergio Espinosa, Editor Nacional “El Mercurio”
Ana María Guerra, Editora “La Segunda”
Cecilia Rovaretti, periodista y conductora Radio Cooperativa
Andrea Aristegui, periodista y conductora TVN
Macarena Pizarro, periodista y conductora Chilevisión
Catalina Edwards, periodista y conductora Mega.

Personalidades, Instituciones y Organizaciones:

Benito Baranda, Presidente de América Solidaria
César Villegas, Gerente General Empresa Transportes CVU
Gervoy Paredes, Alcalde de Puerto Montt.
La Universidad de Magallanes
Mario Venegas, Honorable Diputado de La República.
Roberto Fantuzzi, Presidente de ASEXMA.
Hermana Karoline Mayor, Fundación Cristo Vive.

Santiago, Noviembre de 2013.

- Next »